Simulacro de ataque bioterrorista con gas sarín en La Magdalena

La playa y la campa de La Magdalena han sido escenario de un simulacro de ataque bioterrorista con gas sarín, organizado dentro del III Congreso de Sanidad Militar que se celebra en Santander. Agentes del Grupo de Desactivación de Explosivos y de la Unidad de Reacción y Prevención de la Policía Nacional tomaron parte en el simulacro realizado este jueves, y que ha tenido continuidad hoy viernes con una intervención de diferentes cuerpos de seguridad y emergencias.

El simulacro partía de una simulada explosión en la campa de La Magdalena, ante la que acuden, como primeros actuantes, efectivos de la UPR con el objeto de comprobar lo sucedido y adoptar las medidas oportunas, toda vez que se activaría el protocolo de actuación ante atentado terrorista, entrando en acción los TEDAX.

En el transcurso de los hechos, se produciría una segunda explosión, en la que las víctimas responderían con evidentes signos de intoxicación por agente bioquímico, teniendo que ampliar el cordón de seguridad. De modo simultáneo, un ciudadano alertaría de la presencia, a orillas de la Playa de la Magdalena, de la existencia de un buzo, en estado de inconsciencia, portando lo que pudiera ser un chaleco de explosivos, demandando nuevas actuaciones, tanto de la UPR como de los TEDAX. De ahí, ante la complejidad de la situación, la necesidad de entrar a participar de manera coordinada el resto de cuerpos de seguridad.

Desde la Policía Nacional se ha incidido en que, dentro de las funciones que tiene encomendadas este cuerpo, que parten de velar por el cumplimiento de las leyes y disposiciones generales, las más conocidas son prevenir la comisión de actos delictivos, así como investigar estos, descubrir y detener a los culpables. Pero también hay otras, como las que desarrollan los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), unidades convenientemente adiestradas, estructuradas y dotadas de los medios necesarios, destinadas a la prevención, mantenimiento y, en su caso, restablecimiento del orden y la seguridad ciudadana.

Las funciones menos conocidas son las desarrolladas por los Técnicos de Desactivación de Explosivos (TEDAX-NRBQ) con una continua formación que les capacita para intervenir ante la presencia, no solo de artefactos explosivos, sino también ante agentes nucleares, radiológicos, biológicos y químicos (NRBQ).

Por este motivo, destacan desde la Policía Nacional, se hacía imprescindible la presencia de estos grupos en el simulacro de ataque bioterrorista en la capital Cántabra, y que se inició, de modo parcial, en el día de ayer con una práctica en la Campa y Playa de la Magdalena.

Tras este ejercicio y el conjunto desarrollado este viernes, con diferentes cuerpos de seguridad, se establecerán unos grupos de trabajo, que junto con las conclusiones obtenidas en el III Congreso de Sanidad Militar, ha explicado la Policía Nacional, dará lugar a protocolos de actuación «capaces de generar una respuesta eficaz y coordinada ante un ataque terrorista de tal magnitud».

Fuente: hoytorrelavega.es